Inversión y Financiamiento

¿Qué impacta el precio de las acciones?

Dentro de la dinámica constante del mercado accionario vemos que la esencia del mismo es la subida y bajada de los precios de los títulos y cuando reflexionamos, ¿por qué se mueven los precios?, la respuesta es verdaderamente sencilla y contundente: Por factores de oferta y demanda entre los participantes del mercado.

Entonces, si nuestra intención es crear una explicación del porque se da el movimiento en el precio de una acción, tendríamos que enfocar la respuesta a entender ¿qué motiva a la oferta o la demanda para operar a precios específicos? y cuando entramos en ese terreno el cúmulo de causas nos podrían desmotivar por llegarlas a conocer y no solo eso, sino también el verlas reflejadas en un solo momento en el tiempo.

El precio es el resultado de una transacción concreta sobre un bien o derecho, en unas circunstancias también concretas, afectándole en su fijación determinados factores exógenos y circunstancias relacionadas tanto con el comprador como con el vendedor.

Sin embargo, el valor de una empresa viene definido fundamentalmente por la aplicación al negocio de determinadas hipótesis, que no necesariamente son las que concurren en la determinación del precio efectivamente pagado.

Así, cuando un comprador tiene un marcado interés estratégico, puede estar dispuesto a incrementar notablemente el precio a pagar por una acción. Esto no significa, sin embargo, que el valor de mercado de dicho título no pueda ser mucho menor. De esta forma, las personas pagan más por aquello que les produzca mayor bienestaren la medida de sus posibilidades, ya sea por necesidad o por el grado de satisfacción que obtienen. 

Ahora bien, para que esta decisión no solo sea emocional se utilizan métodos de valoración de las empresas cotizadas en Bolsa, esto lo llevan a cabo los inversionistas o los asesores y analistas por medio de un cálculo financiero basado en métodos que respaldan las hipótesis de valor que tienen las empresas, entre ellos se pueden destacar:

  • El valor contable

Se trata de un método de valoración obtenido de un análisis del Balance General de la empresa siendo este un método sencillo de calcular, solo tiene en cuenta el patrimonio neto de la empresa.
En este método, se toman los activos de la empresa, es decir, los bienes y derechos que se tienen en ese momento (Capital social, bienes muebles e inmuebles, utilidades retenidas a lo largo del tiempo de la actividad de la empresa, etc.) y a continuación, se le restan los pasivos (lo que debe la empresa, sus deudas).

Si tenemos, por ejemplo, una empresa formada por tres socios en la que cada uno aporta 100,000 pesos y en la que en el momento de la fundación piden un crédito de 200,000 pesos para comprar un local y comenzar a funcionar. Y a esto añadimos un gasto en mobiliario y equipos de oficina de 10,000 pesos y otros 50,000 pesos de utilidades retenidas a lo largo de su actividad, tendríamos:

Como es de suponer, este tipo de método de valoración resultará especialmente favorable en el caso de empresas con altos bienes patrimoniales (inmuebles, maquinaria, vehículos, mobiliario, etc.) y no tanto para otro tipo de empresas que basan su negocio en otros factores no tangibles.

  • El valor de liquidación

A través del cálculo del valor de liquidación, lo que se hace es una estimación del valor de la empresa en un momento puntual, si todo su patrimonio se vendiese a precio de mercado. En este caso, no se tienen en cuenta los precios de costo de los activos, sino su valor en una posible venta actual, ajustando los precios de los bienes a lo que dicte el mercado.

Siguiendo el ejemplo anterior, podríamos suponer que los equipos oficina y el mobiliario se devalúan con el tiempo desde el momento de su adquisición. Por el contrario, el local podría subir de precio. Imaginemos que vendemos mobiliario y equipos 2,000 pesos y el local por 250,000. Dispondríamos de 252,000 pesos con los que se puede cancelar de forma anticipada el crédito de 200.000 pesos y nos quedarían 52,000 pesos. Sumados a los 50.000 de utilidades y los 300,000 de capital social, tendríamos un valor de liquidación de 402,000 pesos para ese preciso momento.

  • El Múltiplo de las ventas

El método de múltiplo de ventas es un método de valoración que suele emplearse con empresas de tecnología. Se basa en un cálculo orientativo que se obtiene multiplicando el dinero aportado por las ventas de una empresa por un coeficiente.
Este coeficiente estará determinado por una serie de análisis de la actividad de la empresa en un período previo, así como de analizar otras empresas de actividad similar, de manera que el valor obtenido pueda extrapolarse al momento de la valoración.

  • Múltiplo Precio/Utilidad

Este método, también conocido como PER: Price-to-Earnings Ratio (relación de precio por utilidades). Se trata de determinar la relación existente entre lo que se paga por cada acción de la compañía y el beneficio que nos aporta anualmente.

Este múltiplo nos dice el número de veces o años para recuperar la inversión que se hizo por el título o también si utilizamos el inverso, el resultado nos otorgara una tasa de rendimiento que puede ser comparable con activos de la misma especie o mejor aún con un desempeño propio.

  • El valor de los dividendos

A través de este método se calcula el valor de la empresa en función a los dividendos por acción que se espera obtener.

Para ello, hay que calcular el dividendo que aporta cada acción de la compañía y dividirlo por la rentabilidad exigida por el accionista.

Por ejemplo, pongamos el caso de un determinado accionista que tiene 50 acciones de una empresa, a un valor de 10 pesos por acción y unos dividendos de 1 peso por acción. Supongamos que este accionista exige una rentabilidad del 3% por sus acciones:

  • DFCF (Discount Free Cash Flow) Descuento de flujos de efectivo.

El flujo de efectivo libre descontado para la empresa (FCFF) debe ser igual a todas las entradas y salidas de efectivo, ajustadas al valor presente mediante una tasa de interés (Costo de capital o WACC) adecuada, que se puede esperar que la empresa genere durante su vida útil. Es una forma de análisis del valor del tiempo: cuánto pagaría un inversionista hoy para tener los derechos sobre todo el flujo de efectivo futuro.

Los flujos de efectivo libres no son una cifra fácilmente disponible. Los analistas financieros deben interpretar y calcular los flujos de caja libres de forma independiente.

Y no hay que descartar los métodos complejos que puedan utilizar algunos analistas especializados, pero al final seguramente no solo tendremos resultados diversos sino en una gran cantidad de ocasiones, controversias en el valor de una acción dando como resultado un valor fluctuante en el mercado, para que siempre pueda ser aprovechable si se administra adecuadamente el riesgo máximo que nos permitimos tener en un título accionario.

Por: Gerardo Aparicio Yacotu,
Director de la Escuela Bolsa Mexicana
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.