pleca-transparente.fw

Ciberseguridad en los servicios financieros

Desde que adoptamos la tecnología en los servicios financieros, hemos logrado simplificar -tanto en accesibilidad como en costos- los trámites bancarios, ahora los pagos y las transacciones son instantáneos y sin fricciones. Sin embargo, aunque son múltiples los beneficios que obtenemos, también nos expone a riesgos cibernéticos, como robo de identidad, fraudes, extorsiones, por mencionar algunos.

El sector financiero encabeza la lista de objetivos de alto valor de los hackers, por eso es altamente regulado en todo el mundo y es una problemática que cada vez cobra mayor relevancia.

Para darte una idea de la magnitud de este tema, en febrero de este año se lanzó la iniciativa “Cybercrime Atlas” en Davos, en la reunión anual de la organización del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés); ya que, se estima, los daños causados por ciberataques podrían alcanzar los 10.5 billones de dólares anuales en 2025.

Dicho proyecto, en el que colaboran líderes del sector público y privado, busca interrumpir a los ciberdelincuentes y ponerle fin a una red de amenazas que, aunque no siempre es visible, está causando daños inmensos a las economías globales, de acuerdo con información de Fortinet, empresa global en soluciones de ciberseguridad.

Por ello, considero que no solo es importante conocer los propios ciberriesgos que existen hoy en día y sus variantes, sino, también, los desafíos asociados a sus contrapartes del sector económico con gran relevancia, como lo son instituciones bancarias, bancos centrales y sistemas de pagos para operaciones internacionales.

Según datos del Banco de México (Banxico), en años recientes dichas entidades han tenido un incremento global de ciberataques debido al alto grado de automatización en sus servicios, sus procesos complejos y porque gestionan una gran cantidad de recursos financieros; de ahí que se distingan tres tipos de daños principales:

  1. Disrupciones de las tecnologías de la información que usan y la consecuente indisponibilidad de sus servicios.
  2. Afectación a la integridad, confidencialidad y disponibilidad de la información que gestiona la institución, incluida la de sus clientes.
  3. Pérdidas económicas.

Sumado a esto, la reputación de las instituciones también se ve afectada, se disminuye la confianza en los organismos financieros y existe la probabilidad de que un ciberataque se vuelva sistémico debido a las dependencias involucradas.

Ante estos desafíos, los organismos financieros ya tienen la posibilidad de implementar distintas soluciones para evitar ser presas de los ciberatacantes y anticiparse a posibles riesgos:

  • Controles de pago: ayudan a detectar anomalías que les indiquen algún fraude que afecte a su entidad, sus clientes o sus contrapartes; o bien, de un error operativo. A su vez, los controles puntuales examinan los mensajes de pago salientes y en caso de una amenaza, activan alertas y bloqueos en tiempo real para que la institución los intercepte antes de que se emitan; de esta forma evitan pérdidas financieras o daños a su reputación.
  • Detección de transacciones: permiten cotejar de forma segura los mensajes MT y MX entrantes y salientes con una lista de sanciones actualizadas, mientras que alertan si perciben un intento de ataque. Este servicio trae configuraciones personalizables y muy flexibles, lo que facilita a los equipos de cumplimiento hacer transacciones instantáneas sin comprometer la seguridad; además, está orientado a pequeñas y medianas empresas que buscan una solución de control alojada de forma segura y totalmente compatible con la norma ISO 20022.

Los delitos financieros son solo uno de los diversos desafíos operativos que enfrentan hoy en día las entidades financieras y sus alcances son tan grandes, que podría paralizar la economía mundial; por esta razón, tenemos la responsabilidad de seguir colaborando para enfrentar esta problemática y continuar facilitando los pagos y las transacciones a nivel global.

Por: Mario Medina, encargado de la oficina de SWIFT en México, trabaja con infraestructuras de mercado, bancos y corporativos. Busca ayudar a la comunidad financiera a mover valor a través de sus pagos de una manera confiable y segura usando las diferentes soluciones de SWIFT.

Comparte esto:
Últimas Noticias