Análisis y opinión

Panorama inmobiliario en México

El sector inmobiliario mexicano vio una primera transformación importante hace ya algunos años, cuando la liquidez comenzó a crecer de la mano de grandes proyectos de desarrollo de oficinas, centros comerciales, naves industriales y hoteles. Ahora, tras le llegada de la pandemia, estamos viendo una segunda.

El mercado bursátil fue parte de ese primer cambio con el lanzamiento de vehículos de inversión como los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (FIBRAS) y los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDs). Hasta el momento, en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) hay listadas 16 FIBRAS en el mercado de capitales y 90 CKDs; vehículos que en conjunto han obtenido más de 311 mil millones de pesos en financiamiento para el sector entre 2009 y 2021.

Ahora, la coyuntura sanitaria que prevalece en el país desde marzo de 2020 está provocando nuevos cambios mayores en el sector inmobiliario mexicano. Mientras que las oficinas comenzaron a vaciarse ante las dinámicas de teletrabajo y los centros comerciales permanecían cerrados o con aforos mínimos, hubo un sector que comenzó a crecer en medio de la incipiente crisis: el industrial.

El sector industrial comparado a otras industrias no se vio afectado por la pandemia, tuvo cifras elevadas por los cambios implementados debido al confinamiento. Incrementó el e-commerce y la necesidad de las compañías de tener espacios industriales para el abastecimiento y la logística. En el primer semestre del 2020, la demanda de espacios industriales creció 6% en comparación con el año pasado, con un total de 1.6 millones de metros cuadrados

Al iniciar el 2021, el sector inmobiliario industrial mostró estabilidad y atracción por inversionistas en el país. Para el primer trimestre del año ciudades cómo Reynosa y Saltillo destacaron en la demanda de metros cuadrados. La mayor se registró en la Ciudad de México de acuerdo con un reporte de la compañía Solilli con 261,000 metros cuadrados.

Según el reporte, el crecimiento en la industria se debe a que en la capital del país ha habido un crecimiento en la industria farmacéutica y del e-commerce. Para las ciudades como Reynosa y Chihuahua el crecimiento se debe en gran parte al Tratado de Libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC).

México es el mercado de mayor tamaño dentro del sector inmobiliario industrial en América Latina. Sobrepasa a países como Argentina, Perú y Brasil, ya que por año incrementa de dos a cuatro millones de metros cuadrados en espacio industrial.

Al cerrar el segundo trimestre del 2021, factores como la consolidación de México como el principal socio comercial de Estados Unidos trajeron al sector más estabilidad. De acuerdo con el reporte de la inmobiliaria Solilli, durante este periodo se reportaron expansiones de espacios industriales de empresas ya establecidas en el país. La demanda de espacio industrial tuvo un incremento trimestral superior al 35% y Monterrey se posicionó como el principal demandante de espacio industrial a nivel nacional.

A nivel global, la inversión inmobiliaria está alcanzando los niveles pre-pandemicos. Según JLL, durante el segundo trimestre de este año se invirtieron alrededor de $247 mil millones de dólares en bienes raíces a nivel global.

En México, con la llegada de las vacunas y la reactivación de la economía por el levantamiento escalonado de la cuarentena, el sector inmobiliario industrial podría ir retomando niveles iguales o mayores a la llegada la pandemia.  Es muy probable que se pongan nuevamente en marcha proyectos que se habían quedado en pausa en las distintas áreas que abarca el sector, que son el manufacturero, automotriz, construcción, químico, entre otros. El panorama es positivo y estable, de acuerdo con los resultados de este año y sigue en constante crecimiento a pesar de la contingencia sanitaria.


Referencias:

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.