Inversión y Financiamiento

¿Por qué es bueno hacer un portafolio de inversión?

Muchas veces he escuchado que quieren invertir en la Bolsa, pero les da miedo porque pueden perder. Sabemos que esa aseveración no es correcta del todo, cuando uno invierte en acciones en el mediano y largo plazo obtendremos ganancias de capital, ya que las acciones están respaldadas por los activos de la empresa.

¿Qué es un portafolio de inversión?

Existen muchas formas de mitigar el riesgo, una de ellas es mediante la diversificación, para que como comúnmente se dice: “no pongamos todos los huevos en una misma canasta”. Esta diversificación de las inversiones es lo que se conoce como portafolio de inversión.

La finalidad de un portafolio es tener un riesgo moderado en las inversiones que se realicen, y la mejor cualidad, es que cada quien puede elaborar su portafolio de acuerdo a su grado de aversión o afinidad al riesgo. De este modo, cada uno podemos tener nuestro traje a la medida, basado en nuestras necesidades y objetivos de inversión.

Tipos de inversión ¿En dónde invertir?

De lo anterior podemos decir que existe la posibilidad de tener muchos portafolios de inversión, por ejemplo, si yo quiero tener cierta cantidad de dinero disponible para emergencias o para cubrir mis necesidades de los siguientes meses, entonces puedo hacer una combinación de diferentes activos con mucha liquidez y poco riesgo, por ejemplo: cetes, fondos de deuda con liquidez diaria o tal vez, con liquidez una vez a la semana en los que se pueda tener rendimientos de corto plazo, esto porque ya tengo destinado ese dinero para un fin específico.

Pero si quiero invertir con el objetivo de tener dinero para unas vacaciones que planeo realizar en dos años, puedo considerar tener inversiones en instrumentos de deuda, pero de mayor plazo, como por ejemplo Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal, conocidos como Bondes; UDIBONOS instrumento ligado al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para proteger al inversionista de las alzas inflacionarias; y también tener activos con mayor riesgo como pueden ser acciones, activos de inversión referenciados a un índice o a alguna materia prima, conocidos como ETF y/o sociedades de inversión de renta variable. Inclusive, si mis vacaciones serán en el extranjero, podría considerar tener inversiones en una sociedad de inversión denominada en otra moneda (euro, dólar).

Si lo que quiero es invertir para la vejez, entonces puedo crear un portafolio de inversión con más riesgo, dependiendo de mi tolerancia al mismo, ya que de este dinero no quiero disponer en mucho tiempo. Podría además incluir un mayor porcentaje en instrumentos con riesgo medio-alto, como mayor cantidad en acciones o ETF, y menor cantidad en instrumentos de deuda.

En conclusión, podemos decir que por naturaleza siempre vamos a buscar tener el mejor rendimiento al menor riesgo. Sin embargo, mientras mayor rendimiento queremos, sabemos que existe un mayor riesgo y que cada uno de nosotros tenemos diferente grado de aceptación al mismo.  La solución es hacer la combinación de activos que cada uno considere de acuerdo con nuestro plazo de inversión y necesidad de disposición del dinero.

Para aprender más, puedes conocer la Oferta Educativa de la EBC en su página web: Escuela Bancaria y Comercial – Inicio (ebc.mx).

Por: CP. María de Lourdes Pastor Farill,
Socia fundadora de TRUST consultores y asesores y profesora de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC). 
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.