Contenido Especial

¿Qué es el techo de cristal?

Hace 43 años se usó por primera vez el término “Techo de cristal”, el cual hoy sigue vigente y es un tema recurrente al hablar de la inclusión y empoderamiento de las mujeres. En 1978, durante la conferencia sobre los avances de las mujeres en el ámbito laboral realizada en Manhattan, Marilyn Loden escuchó los obstáculos que impedían a las mujeres avanzar a puestos de alta dirección en sus empresas.

Como panelista en aquel encuentro, recuerda solo haber escuchado aquellas deficiencias que impedían a las mujeres ser exitosas y avanzar en el organigrama empresarial: autoestima, falta de habilidades para socializar y limitadas aspiraciones laborales. El techo de cristal, como Loden lo mencionó en aquel momento, hace referencia a las barreras invisibles que impiden, a nivel organizacional y estructural, que las mujeres asciendan en el organigrama y ocupen puestos de alta dirección.

De acuerdo con el Índice de Normas Sociales de Género, elaborado por las Naciones Unidas, cerca del 90% de la población mantiene algún tipo de sesgo hacia las mujeres y refiere que cerca del 40% continúa considerando que los hombres son mejores ejecutivos empresariales. Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas se encuentra empoderar a las mujeres de la mano de iniciativas como los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres, donde se han sentado las bases para destacar su relevancia como agentes económicos.

A fin de lograr que más mujeres adopten roles directivos, se implementaron las cuotas de género. Se trata de una serie de normativas que establecen un número mínimo de mujeres que deben ocupar puestos medios y altos en las organizaciones, y que usualmente ronda el 30%. A escala global, McKinsey encontró que las empresas en que las mujeres ocupan por lo menos el 30% de los puestos superiores, han logrado resultados por encima de lo esperado en eficiencia y eficiencia organizacional.

La igualdad de género y mayor inclusión de las mujeres como agentes económicos también es una prioridad en el mercado financiero. Grupo BMV es partícipe de la igualdad y equidad de género a través de su estrategia de sostenibilidad y se encuentra adherida al movimiento de Bolsas de Valores Sostenibles de la ONU y a los Principios de Empoderamiento de la Mujer de las Naciones Unidas desde 2019.

Los datos de la BMV hablan por cuenta propia, pues en 2020 la mitad de los colaboradores del Grupo fueron mujeres y este año se comenzaron a crear grupos de trabajo para intercambiar ideas con miras a una mayor inclusión social.

Referencias:

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.