Análisis, Irasema Andrés

El mercado financiero al cierre de 2020

La aparición y propagación del coronavirus en 2020 ha provocado alto nerviosismo en el mercado financiero por los efectos negativos en la economía y al mismo tiempo ha generado alta movilidad de capitales hacia activos de refugio. El escenario sigue siendo adverso hacia el cierre del año con el retraso del resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y la recesión económica.

Los contagios por covid-19 entre la población mantienen al sector salud en crisis y alertan de una larga recuperación de la economía, dado el creciente incremento de contagios por el virus (47.6 millones en el mundo), mientras diferentes países vuelven al confinamiento, situación que evalúa el Fondo Monetario internacional con fuertes contracciones este año para las diferentes economías: para México -9.0%, Estados Unidos -5.8%, países emergentes -3.3% y para el mundo -4.4%.

El nerviosismo entre inversionistas ha derivado en variaciones mixtas para el mercado financiero este año. Mientras los participantes temen por una crisis de demanda sobre el crudo (-43%) buscan refugio en el oro (+20%). En el mercado local, el tipo de cambio acumula una depreciación de 12%, pese a la recuperación que tuvo en octubre; el rendimiento bursátil ha cedido 15% y del mercado de valores gubernamentales se han retirado 375,863 millones de pesos (17.5%, en lo que va del año.

La evolución del mercado en los últimos 60 días del año dependerá del comportamiento de la pandemia y del resultado electoral de Estados Unidos. Joe Biden (demócrata) gobernará desde la Casa Blanca, lo cual anima a los inversionistas a aumentar posiciones en el mercado, considerando que finalmente se aprobará un nuevo paquete de estímulos económicos-fiscales por 3 billones de dólares.

Con la victoria de Biden se esperaría un crecimiento sostenido de la economía estadounidense de largo plazo y mejores relaciones comerciales, lo cual dará certidumbre al mercado financiero y al sector exportador local. No obstante, el resultado final de las elecciones puede ser diferente a lo que vieron los mercados el 4 de noviembre.

El periodo de tempo es corto y no permitirá que el mercado de la vuelta y ofrezca ganancias este año. De las acciones pendientes para el actual ejercicio solo falta que el Banco de México decida un nuevo ajuste a la tasa de referencia, de 25 puntos base a un nivel de 4.0%, con objeto de estimular la demanda interna, lo cual podría influir en los inversionistas para que aumente la ponderación de acciones en sus carteras y disminuyan la de bonos de corto plazo, que estarán ofreciendo tasas reales negativas.

El escenario para el mercado en 2021 puede mejorar desde una base de bajas cotizaciones, sin embargo es muy importante que la vacuna contra Covid-19 llegue a la población en dicho año, para evitar nuevos cierres productivos y disminuir la aversión al riesgo. No obstante el mercado seguirá atento a la evolución de la economía y del manejo de las políticas públicas. Lo deseable es que el gobierno reoriente la inversión a proyectos productivos y se genere empleo.

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.