Inversión y Financiamiento

¿Qué tienen que ver las bajas en el mercado accionario con serpientes?

Una pregunta rara con una respuesta muy interesante; la neurociencia en las últimas décadas, a través de escaneos cerebrales y otros estudios ha encontrado que la región del cerebro que se activa cuando pierdes dinero esla misma que cuando te topas con un peligro inminente, como por ejemplo si te lanzaran una serpiente al regazo; si estuvieras en esta última situación seguro pegarías un brinco del susto. Entendamos qué relación tiene este ejemplo con tus finanzas.

Esto sucede porque tu cerebro evolucionó para evitar las amenazas inmediatas; la región que se encarga de ponerte en alerta y en modo escape es la amígdala. Esta estructura cerebral es el principal núcleo de emociones y sentimientos en el cerebro (sorpresa, miedo, angustia, afecto), misma que a su vez controla las respuestas a estas emociones y lo hace en fracciones de segundo.

Así, cuando pierdes dinero en mercados accionarios volátiles o a la baja, tu cerebro lo siente como una amenaza, pues el dinero (con el que compraste acciones) lo asocia con recompensas como alimento y necesidades básicas, por lo que la amígdala te pone en modo alerta y de estrés para que huyas de esa situación, lo que puede llevarte a vender junto con otros inversores tus inversiones de largo plazo en un momento de pánico y de hecho como a todos nos pasa lo mismo y muchos venden, se agrava el mismo pánico; cuando detienes la pérdida tu amígdala ya no te tiene en estado de alerta más esto ha hecho que te alejes de tus objetivos de largo plazo.

Estos descubrimientos te ayudan a entender por qué suceden los pánicos bursátiles y por qué cuando hay “ofertas” en el mercado de valores, es raro que alguien con una amígdala sana, se apresure a comprar durante los pánicos. Así que la próxima vez que quieras retirar tu inversión a largo plazo, recuerda que tu amígdala te puede hacer tomar decisiones apresuradas y lo mejor sería que analizaras las opciones con las que cuentas para tomar una decisión apegada a los objetivos que tenías desde que iniciaste con tu inversión.

Por: Walter Buchanan,
CFA Director de Inversiones en SaveNest
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.