Análisis, Janneth Quiroz

Banxico actualiza sus pronósticos macro

Banco de México publicó su Informe Trimestral correspondiente al periodo de enero a marzo de 2020, en el cual destaca el entorno de marcada incertidumbre y choques significativos que ha sufrido la economía debido a la pandemia de COVID-19. El informe se enfoca en las implicaciones que tendrá la crisis económica global que se ha venido materializando, la cual surge de un problema sanitario y no del ciclo económico o financiero. Entre las más importantes destaca: las repercusiones significativas sobre la actividad productiva, los mercados financieros y el proceso inflacionario en México.

Ante este contexto, diversos países han implementado medidas económicas extraordinarias para mitigar las consecuencias negativas de la pandemia. Sin embargo, en el recuadro Medidas de Distintas Economías para Enfrentar la Pandemia de COVID–19 se indica que las economías emergentes enfrentarán mayores dificultades para su recuperación, pues además de la emergencia sanitaria, la contracción económica y el apretamiento de condiciones financieras, se han visto afectadas por el incremento en la aversión al riesgo, la caída en los precios de las materias primas y, en algunos casos, las revisiones a la baja en sus calificaciones crediticias.

ANAìLISIS.01

En México, de acuerdo con el informe es posible distinguir tres choques simultáneos que han tenido repercusiones sobre la actividad productiva y la inflación:

  1. de oferta, por los paros en la producción y en diversos servicios que han entorpecido el buen funcionamiento de las cadenas globales de valor y la provisión de insumos para la producción nacional;
  2. de demanda, tanto externa como local por el distanciamiento social y menores ingresos de empresas y hogares; y,
  3. financiero, el cual propició una importante restricción de financiamiento externo y flujos de salida de capital, aumentos importantes en las tasas de interés y en las primas de riesgo, y una depreciación significativa del peso.

Entre los principales efectos que ha tenido la pandemia en la inflación destaca, por una parte, la caída internacional del precio de algunas materias primas, como el petróleo. Lo que ha ejercido una significativa presión a la baja en la inflación no subyacente. Adicionalmente, la movilidad restringida ha provocado una reducción en algunos de los precios de los servicios, beneficiando la subyacente. Por el contrario, se ha presentado presiones en los precios de ciertos bienes, como alimentos, medicamentos y productos para el hogar, y en algunos agropecuarios por incrementos en su demanda o cierto desabasto.

ANAìLISIS.02

Bajo el escenario económico descrito, Banco de México realizó cambios importantes a su escenario macroeconómico estimado para 2020 y 2021, en comparación con el mostrado en el informe anterior:

  1. PIB: según el informe, debido a que la evolución de la pandemia aún está en proceso a nivel global y nacional, prevalece un alto grado de incertidumbre para cualquier proyección de la actividad económica de México, por lo que el instituto planteó tres posibles escenarios: a) escenario de V, que supone una contracción de -4.6% en 2020 y una expansión de 4% en 2021; b) escenario de V profunda, que daría lugar a una caída de -8.8% en 2020 y un crecimiento de 4.1% en 2021; y c) escenario de U profunda, con un retroceso de -8.3% en 2020 y una disminución adicional de -0.5% en 2021. Hacia adelante, conforme se vaya disipando la incertidumbre se podrá determinar cuál escenario tiene mayor probabilidad de materializarse.
  2. Inflación: se prevé que el nivel general de precios enfrente un mayor nivel que el estimado en el informe previo. Para esta variable también se realizaron pronósticos para cada escenario, en donde el punto central cambio de 3.2% a 3.5% del informe anterior al actual. Del mismo modo se espera que la subyacente se ubique por encima de lo anticipado en el informe anterior hasta el primer semestre de 2021 y que cierre este año en 3.8%.

ANAìLISIS.03

El escenario planteado en el primer informe trimestral de 2020 respalda la postura acomodaticia que Banco de México ha transmitido durante sus últimas reuniones. De acuerdo con las expectativas, la inflación alcanzaría el objetivo hasta el cuarto trimestre de 2020, mientras que la brecha del producto continuaría siendo negativa. Ante dicho contexto, mantenemos nuestra expectativa de que la Junta de Gobierno realizará un recorte de 50 pb en la siguiente reunión de política monetaria del 25 de junio.

Por: Janneth Quiroz, Subdirectora de análisis económico de Grupo Financiero Monex 
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.