Análisis

COVID-19 Irrumpe en carrera electoral en EE.UU.

En las últimas semanas, el proceso electoral estadounidense se ha desarrollado de manera paralela a la propagación de la pandemia del coronavirus a lo largo del mundo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el COVID-19 se ha expandido a 179 países, desde su aparición a finales de 2019 en Wuhan, China. Tan solo en Estados Unidos, donde este año se llevarán a cabo elecciones presidenciales y legislativas, el número de contagios supera los 174 mil casos y el de fallecidos asciende a más de 3,400. Lo anterior ha derivado en la implementación de diversas medidas para tratar de detener el avance del virus en el país como cuarentenas, cierre temporal de negocios, restricciones de entrada a pasajeros provenientes de diversos países, cierres parciales en las fronteras, entre otras. Las medidas de contención también han afectado de manera importante el desarrollo de las elecciones primarias, principalmente las del Partido Demócrata. Hasta el momento los estados de Kentucky, Luisiana, Maryland, Georgia y Ohio han decidido posponer sus elecciones, como medida de prevención ante el COVID-19.

ANALISIS.01

La propagación del nuevo coronavirus y las  implicaciones económicas que tendrán las medidas sanitarias se perfilan como la principal amenaza que pondrá en entredicho una de las cartas electorales más fuerte de Donald Trump en su campaña: el boyante crecimiento que la economía había mostrado durante su gestión. Las fuertes caídas en el mercado de valores, el cierre de escuelas y oficinas, la caída de los precios del petróleo y las interrupciones generalizadas en industrias importantes tienen a algunos partidarios de Trump preocupados de que la propagación del virus derive en una recesión económica a nivel mundial, lo que podría poner en serio predicamento las aspiraciones de Trump de ganar un segundo mandato.

ANALISIS.02

Tras su contundente victoria en las elecciones primarias del llamado Super Martes, donde logró ganar gran parte de los delegados en juego, Joe Biden se convirtió en el claro favorito en la carrera por la nominación presidencial del Partido Demócrata. El exvicepresidente mantiene una considerable ventaja sobre su principal contendiente, el senador por Vermont, Bernie Sanders, tanto en el conteo de delegados obtenidos como en la gran mayoría de las encuestas a nivel nacional. Hasta el momento, Biden suma 1,181 delegados comprometidos, mientras que Sanders acumula sólo 885. Es importante destacar que, para asegurar la candidatura, es necesario obtener el voto de 1,991 delegados durante la Convención Nacional Demócrata a celebrarse en el mes de julio en Wisconsin.

De acuerdo al consenso de diversos sitios especializados en análisis de tendencias electorales, si las elecciones presidenciales tuvieran lugar el día de hoy, el Partido Demócrata ganaría un total de 232 votos electorales y el Partido Republicano 204. ANALISIS.04En comparación con los resultados de febrero, el estado de Michigan (16 votos electorales) cambió su estatus de “inclinándose demócrata” (débil) a “competido”. Por otra parte, Ohio (18) pasó de “inclinándose republicano” (débil) a “probable republicano”. Cabe señalar que, además de Michigan (20), en los estados de Florida (29), Pensilvania (20), Carolina del Norte (15), Arizona (11) y Wisconsin (10), que en conjunto suman 102 votos electorales, se prevé una contienda altamente competida y, por lo tanto, no es posible pronosticar quién será el ganador.

Por: Janneth Quiroz, Subdirectora de análisis económico de Grupo Financiero Monex 
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.