Educación Financiera

Los Stakeholders de una empresa

En la década de 1980 el filósofo estadounidense Robert Edward Freeman incorporó un nuevo concepto al ambiente de los negocios el cual fue: el Stakeholder, haciendo referencia a cualquier individuo u organización que, de alguna manera, es impactado por las actividades de determinada empresa. En una traducción libre para el español, significa “partes interesadas”.

Freeman sostenía que los grupos de interés son indispensables y que siempre se deberían tener en cuenta para la planificación estratégica de cualquier negocio, ya que es una manera muy adecuada de construir “Reputación” y esta cualidad tiene un valor económico para el negocio.

De esta manera, entender que el triunfo o fracaso de cualquier empresa, siempre afectará no solo a sus dueños, sino que también afectará a todos los que la rodean, es decir, a sus trabajadores, a sus socios, proveedores, competidores, familias de todos los involucrados y a sus clientes, todos tienen un valor elevado para el negocio ya que sus deseos y demandas repercuten directamente en los resultados financieros de la organización.

Las empresas necesitan utilizar la idea de los stakeholders para definir nuevas estructuras, procesos y funciones de negocio. Las relaciones con los grupos de interés se convierten en la unidad de análisis del diseño organizacional.

Numerosos expertos opinan que la reputación es un recurso fundamental de una empresa, que contribuye a atraer inversores, clientes y empleados, y que puede crear una ventaja competitiva (Fombrun y Van Riel 2004).

IMAGEN.ILUSTRATIVA.04El gran reto en cuanto a la atención que debe brindársele a los stakeholders es encontrar objetivos comunes entre todos los individuos y organizaciones impactados por el negocio. Únicamente de esa manera es posible fomentar un crecimiento sostenible en la organización. Se podrían dividir los stakeholders en dos grupos relevantes los llamados Primarios que son todos aquellos que tienen un vínculo económico directo con la empresa, como son: los accionistas (Shareholders), socios, los trabajadores y clientes.

Mientras que los stakeholders secundarios son aquellos que no participan directamente de la empresa, pero que, sin ser primarios, también se ven afectados por los resultados de la misma. Aquí entran los competidores, el mercado o las personas en general.

Los tomadores de decisiones se enfocaban nada más en los intereses de los shareholders y esto podría provocar el descuido de los otros grupos de interés que no les importa de sobremanera la generación de utilidades y su repartición.

IMAGEN.ILUSTRATIVA.04

Ahora sabemos que no se crea valor económico únicamente en beneficio de los accionistas. Así lo afirman incluso conocidos expertos en los mercados financieros, como Henry Kravis, cofundador de la empresa de adquisiciones Kohlberg, Kravis Roberts and Co. (KKR), quien recientemente afirmó (Primack 2008): Hay que centrarse en todos los stakeholders. Se trata de una idea nueva y algo en lo que estamos trabajando. Una empresa solo podrá obtener valor a largo plazo si su crecimiento beneficia a todos sus grupos de interés, desde los propietarios a los empleados, las comunidades e incluso los Gobiernos. Somos conscientes de que somos fiduciarios de millones de hombres y mujeres trabajadores y de fondos de dotación universitarios […] Debemos ganarnos una confianza de largo recorrido y mantenerla en el tiempo. No siempre hemos conseguido explicar a las personas de a pie lo que hacemos. Incluso algunos de nuestros inversores, aunque están satisfechos con la rentabilidad que les ofrecemos, no entienden muy bien lo que hacemos y las razones por las que deberían invertir en nuestra empresa.

Entender las necesidades de los stakeholders es un factor elemental para la gestión de una marca y su impacto en los que se involucran con ella.

Para una análisis concienzudo de los impactos que tienen el precio de las acciones en un mercado bursátil verlo con un enfoque de Stakeholder nos podrá dar una clara cercanía de los motivos que ocasiona que se vea afectado la oferta o la demanda de un título que se negocia en el mercado.

Por: Gerardo Aparicio Yacotu, Director de la Escuela Bolsa Mexicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.