Historia

El auge del mercado de dinero

Después de la prolongación de la Ley de Mercado de Valores, en enero de 1975, transcurrió un periodo de redefinición de los procesos financieros y no fue sino hasta que se delineo la política económica del nuevo gobierno, en los primeros días de 1977, en ese entonces la Bolsa comenzó a cobrar al ritmo deseable y se logró un favorable dinamismo bursátil, ya que estaba cimentado en el crecimiento del Producto Nacional y en la reactivación de la inversión privada.

El mercado de dinero empezó a operar con gran actividad en el año de 1977, con inversiones a corto plazo. Esta nueva opción para inversionistas se produjó gracias a la introducción de los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), autorizados por decreto del Congreso de la Unión, publicado en el Diario Oficial el 28 de noviembre de 1977.

Sin lugar a dudas, lo Cetes iniciaron una nueva etapa en el mercado de valores; brindando un ágil instrumento de financiamiento gubernamental a corto plazo, que además cubrió las necesidades estratégicas del Banco de México en cuanto a regulación monetaria.

IMAGEN.AUGEMERCADODINERO-01

El índice de Precios y Cotizaciones (IPC) subió en ese mismo año y llegó a un rendimiento de 132.0%, lo cual representó la mayor tasa de crecimiento a nivel mundial en ese año. En cambio, las tasas de interés resultaron negativas debido a la inflación; por lo cual, el mercado de renta variable se presentaba como una excelente opción de valorización financiera.

La aguda crisis inició en 1982 y repercutió negativamente en el mercado bursátil. En especial la desinversión y fuga de capitales, la inflación de 98.8% y la nacionalización bancaria actuaron directamente sobre el movimiento de valores; pese a lo cual, la Bolsa siguió fortaleciendo su capacidad operativa y anticipándose a las exigencias de la recuperación del mercado.

Un hecho fortuito que conmocionó al país y al mercado de valores, poniendo a prueba su organización y eficiencia. El fuerte sismo registrado en la Cuidad de México el 19 de septiembre de 1985 obligó a suspender las operaciones de remate los días 19 y 20, ya que el edificio sede quedó temporalmente aislado. El centro de la cuidad permaneció acordando por el ejército y hubo que obtener permisos para sacar equipo y documentos indispensables a fin de seguir operando en un recinto provisional.

IMAGEN.AUGEMERCADODINERO-03Pese a la inseguridad y dificultades de transporte, el personal de la Bolsa logró que el lunes 23 se reanudaran las operaciones, captura de información y publicación de boletines. El salón de remates, habilitado en las instalaciones de casa de bolsa, también conocido como “Abaco”, contaba con pizarras, corros, terminales de video y servicio de telefonía; además, era el lugar de trabajo para personal operativo y administrativo.

Para año del 1987 el quinto informe gubernamental del Presidente Miguel de la Madrid, resultó optimista y mostró significativos avances en cuanto a la recuperación económica. En marzo se había renegociado ventajosamente la deuda externa y se obtuvieron recursos frescos por 8 mil millones de dólares. Otra importante medida financiera fue la colocación, entre inversionistas nacionales, del 34% de capital social de los bancos nacionalizados, mediante la emisión de Certificados de Aportación Patrimonial; los cuales encontraron un activo mercado secundario en el sistema bursátil.

IMAGEN.AUGEMERCADODINERO-02

Finalmente, el monto total operado por el mercado de valores para 1987 fue de 308 billones de pesos, de los cuales 23 billones correspondieron a acciones y 240 billones a Cetes. El volumen negociado de acciones fue de 13,854 millones de títulos, cantidad que casi duplicó lo operado al año anterior.

Te invitamos a visitar el Museo de la Bolsa (MUBO), donde encontraras a detalle la historia del mercado de valores mexicano.


1. Información obtenida del libro Cien Años de la Bolsa de Valores en México 1894-1994,
mismo que tiene como base el acervo iconográfico, notas y testimonios del Sr. Ernesto Riveroll González y la participación de los colaboradores externos
de la Dirección de Información y Estadística de la BMV.

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.