Análisis

Banxico recorta tasa

Como era ampliamente esperado, los miembros de la Junta de Gobierno de Banco de México decidieron por mayoría disminuir la tasa de referencia en 25 puntos base (pb), desde un nivel de 8.00% hasta uno de 7.75%. De acuerdo con el comunicado emitido, la decisión se basa en la disminución de la inflación general, la amplitud en las condiciones de holgura de la economía y el comportamiento, también descendente, de las curvas de rendimiento externas e internas. Además, 2 de los 5 miembros votaron a favor de un recorte de 50 pb, lo que constituye una de señal importante del relajamiento de la política monetaria.

Entre julio y la primera quincena de septiembre la inflación disminuyó de 3.78% a 2.99%, ubicándose en su menor nivel del año. Sin embargo, el Instituto Central señala nuevamente que la tendencia ha sido impulsada por el componente no subyacente, el cual, conforme al último registro de 0.55%, es el menor desde 1988. Así, la persistencia que se observa en el subíndice subyacente continúa como uno de los principales riesgos al alza, aunque otros, como la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos o el incremento sustancial del precio de los energéticos, se han mitigado. De esta manera, en lugar del enunciado que en comunicados anteriores indicaba que la inflación mantenía un sesgo al alza, ahora solo se menciona que persiste marcada incertidumbre en torno a los riesgos que pudieran materializarse.

Además de las consideraciones sobre el ámbito inflacionario, la decisión adoptada también responde a los eventos que acontecen en el panorama global, así como al relajamiento monetario que han llevado a cabo diversos bancos centrales. Durante su reunión del 17 y 18 de septiembre, la Fed realizó un recorte de 25 pb; mientras que días antes el Banco Central Europeo anunció un paquete de medidas que, además la disminución de tasas, contemplan el reinicio de la expansión cuantitativa y mayores estímulos a su programa de préstamos dirigidos. El énfasis en la incertidumbre respecto a las tensiones comerciales, aunque ha disminuido recientemente, se observa en cada uno de los tres comunicados.

Tanto el recorte, como el comunicado de política monetaria de la reunión de septiembre resultaron alineados con las expectativas y fortalecen la percepción de una postura dovish por parte de Banxico. Además, con los dos votos en favor de un recorte más pronunciado, las probabilidades de futuras bajas son elevadas. Por ello, considerando el tono del comunicado, así como los indicadores económicos de reciente publicación (i.e. IGAE -0.14% vs -0.03% est.) que apuntan a que la brecha del producto podría incrementarse aún más, esperamos que se realice un nuevo recorte en la tasa de referencia durante la reunión de diciembre, mientras que para 2020 esperamos que se realicen 3 movimientos.

Por: Janneth Quiroz, Subdirectora de análisis económico de Grupo Financiero Monex 
Contacto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.