Análisis

Tipo de Cambio regresa a 19.50 ps/dl

¿A qué nivel puede llegar el tipo de cambio en abril? El mercado de divisas, como el mercado financiero en su totalidad, está expuesto al sentimiento de los inversionistas, a su capacidad de asumir riesgos y a la búsqueda de rentabilidad, lo cual lo vuelve vulnerable a la incertidumbre y al crecimiento de la economía.

 

Si observamos el comportamiento que ha tenido la paridad cambiaria peso-dólar en un año, la tendencia es alcista derivado de la presión que ejerció la renovación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (T-MEC), los incrementos de la tasa objetivo por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), y la guerra comercial de Estados Unidos contra el mundo, al anunciar aranceles de 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio por un largo periodo de tiempo, en 2018.

 

El peso se depreció 2.61% en 12 meses (de 18.7395 ps/dl a 19.2280 unidades), no obstante, presenta una apreciación de 2.22% en lo que va del año resultado de la aceptación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019 y el acuerdo que alcanzó el gobierno con la mayoría de los tenedores de bonos del proyecto de nuevo aeropuerto de Texcoco por su cancelación en los primeros días de enero.

 

Al parecer, el mercado, o los inversionistas, se sienten cómodos con la nueva administración de gobierno. Puede ser…, sin embargo, existen focos rojos ante la evidencia de una desaceleración económica global, una mayor tasa de desempleo local, menor productividad nacional y observaciones negativas para México por parte de las calificadores internacionales de riesgo.

 

Desde el año pasado la Organización Mundial de Comercio (OMC) advirtió que se observaría una desaceleración económica global a partir de la imposición de aranceles de Estados Unidos; principalmente por el impacto sobre China, economía que se ha convertido en centro de cadenas de valor global, además de ser el segundo mayor importador mundial de commodities y el mayor importador mundial de petróleo; y el efecto dominó sobre el resto de las economías.

 Comportamiento de la Tasa de CambioFuente: Banco de México 

 

En el mismo sentido el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ajustaron sus previsiones de producción global al inicio del año; y los hechos dejan ver la realidad: los datos de producción, balanza comercial y crecimiento para China han sido menor a lo esperado. Por su parte, las calificadoras Fitch Rating y Standard & Poor’s han observados riesgos financieros para México por la estrecha relación que tiene Pemex con el gobierno.

 

Es importante tomar en cuenta que un menor crecimiento de Estados Unidos y menores presiones inflacionarias conducen a la estabilidad de sus tasas de interés, lo cual es positivo para el peso mexicano; con todo, una situación similar para México de menor ritmo económico, precios contenidos y réditos estables es negativo para la moneda porque conduce a un reacomodo de capitales en busca de mayor rentabilidad.

 

Considerándolo anterior, es probable que a partir de la segunda mitad de marzo y en abril se observen mayores presiones para el peso si las cifras económicas locales confirman una desaceleración. Al finalizar la sesión del 15 de marzo, los futuros sobre el dólar en el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) con vencimiento en abril se ubicaron en 19.4071 pesos y para junio en 19.6050 unidades, un buen indicador de la dirección del tipo de cambio para las próximas semanas.

 

Otro dato que anticipa mayores presiones para el tipo de cambio es la posición especulativa hacia la apreciación del peso, que en la semana del 6 al 12 de marzo se contrajo 15% a 75,096 contratos, en el Mercado de Futuros de Chicago, por tercera semana consecutiva.

 

Analista económico
Contacto: irasemaandres@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.