Historia

¿Cómo fue el desarrollo económico a fines del siglo XIX?

Hoy queremos invitarte a que te sumerjas en la historia del desarrollo económico a fines del siglo XIX, te contaremos lo más relevante de esta época, para comprender posteriores hechos históricos. Es importante mencionar que los 35 años anteriores a 1910 cubren un periodo de lento pero sostenido crecimiento económico. Un conjunto de factores favorables, tales como el ingreso de capitales y técnicas foráneas, mejores comunicaciones y fuerte demanda exportadora; cimentaron las bases de la producción manufacturera y el gran comercio.

En esta época se inició la gradual sustitución de los métodos artesanales por los procedimientos fabriles, con el consiguiente aumento de la importación de maquinarias, herramientas, equipos y sistemas innovadores.

En su entrada triunfal a la Ciudad de México, el 15 de julio de 1867, el Presidente Benito Juárez llamó a consolidar los beneficios de la paz, en clara alusión al desarrollo económico del país y al robustecimiento de erario público. Tuvo que pasar algún tiempo antes de que se alcanzara el propósito juarista, debido a la insuficiencia de recurso financiero para la formación de capital interno y el restablecimiento del orden fiscal.

La colonia francesa, pequeña pero activa y próspera, incluía familias radicadas en México desde principios de siglo, con gran influencia en la banca y el comercio. Ante el gradual crecimiento del mercado nacional, los franceses residentes instalaron sus propias fuentes de abastecimientos para sus negocios comerciales y se situaron en diversos sectores de la producción manufacturera. Una parte del capital invertido había sido generado en el mismo país y otro tanto fue aportado por banqueros franceses establecidos en México.

DESARROLLOECONOMICO

En cuanto a la inversión interna mexicana, fue poco significativa en minería, energía, transporte y banca; sin embargo, los asombrosos resultados obtenidos por la aplicación de los inventos europeos y norteamericanos, canalizaron los recursos nacionales hacia el sector manufacturero. La industria textil acogió los adelantos tecnológicos y, gracias a la abundancia de algodón, lana y fibras vegetales, representó un valioso rubro de exportación.

Otro factor decisivo en el cambio de mentalidad de los inversionistas mexicanos fue la influencia de los residentes franceses, españoles, ingleses, alemanes y norteamericanos; cuyo peso social y económico contribuyó a generar una cultura empresarial y despertó el interés de los nacionales por la inversión en valores y nuevos negocios.

Finalmente, este proceso de desarrollo económico mexicano comenzó a declinar en la primera década del siglo XX en que, por factores externos, disminuyeron las exportaciones y la minería sufrió quebrantos en cuanto a sus precios mundiales. En cuanto, al mercado interno, con baja capacidad adquisitiva, no fue capaz de absorber los excedentes de producción. No obstante, se logró mantener el flujo de capitales foráneos y cobró importancia la exploración petrolera; por lo cual continuó acentuándose el estado prospero de la Hacienda Pública y los ingresos fiscales sobrepasaron los cien millones de pesos, cifra asombrosa para la época.

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario