Historia

Lonjas, Bolsas y Mercados de Valores

Hablemos de Bolsa, trae para ti la historia de cómo fue el contexto de inicio de las Bolsas de Valores.

Respecto al vocablo “bolsa”, este deriva del latín medieval bursa, que significa talega de piel o depósito flexible para guardar objetos; lo que, por extensión se aplica al almacenamiento de dinero y valores.

Años atrás, por el año de 1770, en las ferias anuales se dedicaban a realizar cambios de moneda cobrando una comisión, gracias a esto surgió la necesidad de ir operando documentos, contratos o títulos representativos de valores, mismos que recibieron el nombre de logias o lonjas y funcionaban de forma permanente en lugares estables como un punto de reunión de comerciantes. La primera lonja, fue la Lonja del Mar, en Barcelona, construida en 1382, donde más tarde fue edificada la Bolsa de Barcelona en el año 1772.

En el siglo XVl existían lonjas en las principales ciudades de Europa y además de las federaciones entre ciudades, tales como las guildas (del antiguo neerlandés gilde) es una corporación de mercaderes o comerciantes; una forma habitual de asociación durante la Baja Edad Media entre los siglos XI al XV) y las hansas, una liga comercial de varias ciudades alemanas y de Europa septentrional que durante la Edad Media monopolizó en gran parte el comercio, su origen data del siglo XII y tuvo su apogeo en los siglos XIII y XIV, estas fueron destinadas a acumular grandes capitales, financiar expediciones y formar compañías para atender los negocios de ultramar.

Posteriormente, en el siglo XVll se generalizó y reglamentó la formación de sociedades anónimas, con lo cual se activó el corretaje de acciones y la canalización del ahorro hacia empresas de gran envergadura; es así como las primeras agrupaciones de corredores surgieron de forma espontánea, sin una reglamentación escrita, sostenida por la confianza y el buen crédito de los agentes mercantiles entre sí, fruto del trato frecuente y el valor asignado a la honorabilidad.

9848024_l

La creación de las bolsas fue ocasionada por mercados más amplios y la necesidad de dar seguridad y control al intercambio de valores, especialmente respecto a las acciones de las nacientes sociedades anónimas. Se precisó mantener un registro de corredores, autorizados de acuerdo con ciertos requisitos de preparación y solvencia, para atajar el paso a los aventureros y embaucadores que llegaban atraídos por el floreciente negocio.

La Bolsa de Amsterdam, establecida en 1611, fue por mucho tiempo el centro financiero más importante de Europa y prestó una decisiva contribución al dominio naval de Holanda y al fortalecimiento de su poderío colonial. La influencia holandesa se proyectó a Inglaterra, donde, después de 1688, aparecieron los primeros corredores de acciones y títulos gubernamentales. En 1720, se constituyó la Bolsa de Valores de Londres, uno de los pilares de la economía mundial durante los tres últimos siglos.

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario