Historia

Los momentos más emblemáticos de la Bolsa Mexicana de Valores

La fundación de la Bolsa Mexicana de valores se registra el 31 de octubre de 1894, con sede social en la callle de Plateros N° 9 (actual callede madero), la cual fue  integrada por agentes de valores y hombres de negocios; con el propósito de crear un centro estable de operaciones con títulos públicos y privados y de encauzar la negociación de valores de acuerdo con normas que contribuyan a generar un mercado de valores serio y bien regulado, capaz de fomentar la confianza entre inversionistas nacionales y extranjeros.

Los precursores de la Bolsa Nacional fueron don Manuel Algara, Don Camilo Arriaga y Don Manuel Nicolín, que además de atender las operaciones propias de su especialidad, se dedicaron a trabajar en comisiones para el estudio de estatus y reglamentos pertinentes. En el año 1985, con un sistema organizado y reglamentado en la negociación de valores se dio origen al primer salón de remates propiamente bursátil.

Otro grupo, capitaneado por los señores Francisco A. Llerena y Luis G. Necoechea, formó una sociedad con idénticos fines, registrando la escritura pública del 14 de junio de 1895, bajo el nombre de Bolsa de México; con un capital de cuarenta mil pesos, distribuido en doscientas acciones de doscientos pesos cada una. Por tal motivo, la coincidencia de objetivos y vinculaciones entre miembros de los dos grupos llevó a buscar la fusión, que se protocolizó el 3 de septiembre de 1895, conservando la denominación de Bolsa de México, S.A., con capital ampliado a sesenta mil pesos y divido en trescientas acciones y la sede se mantuvo en Plateros N° 9.

Concluidos en parte los reparativos de organización y normas para operar el salón de remates, la Bolsa convocó a otros corredores a inscribirse en sus registros, iniciando a la vez, la suscripción de empresas emisoras. El consejo de Administración de la Bolsa de México quedó encabezado por don Manuel Nicolín y Echanove, quien invito al presidente del Ayuntamiento de la Capital de México, don Sebastián Camacho, a honrar la solemne inauguración oficial de la Institución, el 21 de octubre de 1895.

El Diario de la Bolsa de México, en su primer número publicado el 6 de noviembre de 1895, dio cuenta de la ceremonia inaugural, reprodujo íntegramente los discursos y, además de incluir los estatutos de la sociedad, difundió las cotizaciones de la primera semana, destacando los altos volúmenes operados. Los periódicos de la época comentaron el acontecimiento: ente ello: el Siglo XlX, El Monitor Republicano, El Minero Mexicano, el semanario El Economista Mexicano y El Universal, el cual destaco sus felicitaciones a La Bolsa de México, por establecer la institución que ya exigía la cultura mexicana.

Te invitamos a visitar el Museo de la Bolsa (MUBO), donde encontraras a detalle la historia del mercado de valores mexicano.


1. Información obtenida del libro Cien Años de la Bolsa de Valores en México 1894-1994, mismo que tiene como base el acervo iconográfico, notas y testimonios del Sr. Ernesto Riveroll González y la participación de los colaboradores externos de la Dirección de Información y Estadística de la BMV.

 

 

Por: Comunicación Corporativa
Contacto

Deja un comentario