Entiende a la BMV

El miedo a los Derivados

Seguramente has escuchado hablar acerca de los Derivados Financieros, pero probablemente lo que has escuchado son ideas que reflejan quizás miedo, incertidumbre, riesgo y aversión; efectivamente, este tipo de conceptos han sido relacionados con los Derivados desde inicios de su existencia cuando aparecieron primero en mercados extrabursátiles y posteriormente en las Bolsas.

El motivo principal de estas creencias puede deberse, entre otras cosas, a la falta de cultura financiera y poco o nulo conocimiento que existe entre la gente. Muchas personas suelen repetir lo que escuchan sin adentrarse e investigar sobre el tema, lo cual provoca una especie de teléfono descompuesto.

Casos como el de la crisis hipotecaria en el 2008 que llevó a la quiebra al gigante de la banca en Estados Unidos, Lehman Brothers, o la inestabilidad que sufrió Comercial Mexicana en México en esas mismas fechas, son algunos ejemplos de historias relacionadas con los Derivados que han alimentado el miedo que se tiene sobre estos.

A pesar de todo esto, si investigamos y entendemos el funcionamiento y la esencia de los Derivados, podemos darnos cuenta que su principal función es precisamente mitigar y administrar los riesgos financieros, de modo que ayudan a los inversionistas y empresas a tener certidumbre en los flujos de efectivo y en los rendimientos de sus inversiones, por ejemplo, comprando un futuro sobre el precio del dólar, una empresa que importa mercancía de Estados Unidos, la cual paga en dólares a su proveedor en una fecha futura y la vende en México en pesos, puede garantizar desde el día de hoy el precio al cual comprará los dólares en la fecha en que tendrá que pagarlos; de igual forma, a través de la compra de una opción, puedes contratar una especie de seguro que te dará el derecho, mas no la obligación, de vender tus acciones o tus dólares a un precio garantizado en caso de que el valor en el mercado de estos caiga.

En el universo de las finanzas podemos encontrar diferentes instrumentos que te ayudarán a incrementar el valor de tu dinero a lo largo del tiempo, sin embargo, dada la naturaleza de este tipo de inversiones, también podrías llegar a observar pérdidas en el valor de tu patrimonio. Dado esto, te recomiendo que consideres a los Derivados como una alternativa para protegerte y cuidar el valor de tus inversiones.

¡Qué no te de miedo, invierte con Derivados!

Por: Servicios Transaccionales Mercado de Derivados
Contacto

1 pensamiento sobre “El miedo a los Derivados”

  1. El mercado de derivados me ha parecido una excelente opción para asegurar el precio de los subyacentes en bolsa, con ello minimizar y cubrir riesgos, algo sumamente importante en cualquier economía.

Deja un comentario